Con el paso del tiempo

El tiempo pasa rápido y tarde tras tarde en los tendidos, aunque a veces parece que el tiempo se paraliza. Esas tardes se convierten en momentos únicos e inolvidables, esos momentos en los que convierten a uno de tus ídolos en una persona muy especial, un amigo.
Sentada en el tendido te vi por primera vez, volví a esperar, a recorrer kilómetros y hacer cola en la taquilla para poderle ver de nuevo.
Tantos momentos, tantas emociones, tanto sentimientos en cada concurso vivido transformar el cariño y admiración en amistad.
Sus tensiones en el callejón y sus miedos los notas, los sientes y los sufres. Sus emociones, su felicidad, sus alegrías se ven reflejadas en forma de sonrisa en mi rostro.
Sus noches sin dormir, sus miedos al cómo saldrá los sienten días previos no sólo el día anterior al concurso. Sus mentes recorren la plaza y la arena.
Una presión que tienen por dentro de superarse día a día, de demostrar su pasión constancia y el esfuerzo.
El toro da momentos únicos y gracias a él conoces a gente maravillosa que te hace formar una familia taurina y te enseña a valorar lo importante que pueden llegar a ser para ti.
Sufrir por todos ellos,pero sobre todo sufrir por el. Porque es especial, sus triunfos son tus triunfos y sus fracasos son tus propias derrotas.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: