Muletas cosidas con guita

Cuando el Toreo, el Toro, era otra cosa, andaban saltando paredes Maletillas buscando futuro, toreando a la luna, solos, vaya para su recuerdo estos versos.
Campanos dorados,
sobre tapices galanos,
arropan tu sangre,
tu casta, tu estirpe,
tus sueños.
Pasiones dormidas,
arropan los mios,
noches de estrellas brillantes,
telas de colores fundidos.
Al lao de Lagunas de agua,
por publico encinas,
ovaciones calladas,
asisten
nuestras danzas prohibidas.
Empujes violentos,
de carne excitada,
sudores de amores,
tormentas de roces,
mi piel y tu piel.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: